Lagartija Ibérica (Podarcis hispanicus)

Lagartija Ibérica (Podarcis hispanicus)
5 (99.2%) 25 votes

Tal y como su nombre indica este pequeños escamosos es una de las especies típicas de la península Ibérica, también conocida como lagartija común o la lagartija hispánica es un pequeño reptil de la rama de los escamosos que salvo en las zonas de alta montaña y Galicia únicamente se puede encontrar en toda la península y algunas áreas del sur de Francia

Características de la lagartija común

Se trata de un pequeño reptil englobado dentro de la familia de los lacértida, en algunas de las zonas de habla catalana también se le conoce como sargantana, el tamaño de este animal puede variar dependiendo del género, pues los machos son un poco más grandes que las hembras, pero se mueven en un rango que va entre los 4 y 8 cm de la cabeza hasta el inicio de la cola, a eso hay que sumarle 10 o 15cm de cola que prácticamente es el doble de la longitud de su cuerpo. Las escamas de estos animales están bien marcadas y tienen coloraciones de diferentes verdes y marrones que les recorren el cuerpo en franjas horizontales similar a las vetas de los árboles, estos colores les puede ayudar a pasar desapercibido de los depredadores cuando están escondidas entre matorrales del sotobosque o en los troncos de los árboles.

La lagartija ibérica es un animal que se alimenta de insectos, arácnido y pequeños artrópodos, es un animal que se caracteriza por adaptarse a diferentes medios ya que menos en la zonas de montaña que sobrepasan los 1.500m del nivel del mar se les puede encontrar prácticamente en todos los ecosistemas, bosques, pradera o litorales ibéricos. La sargrantana es un animal diurno que además no tiene la necesidad de hibernar. (Salvo en los periodos realmente fríos en los que si se retiran a sus escondrijos).

Las lagartijas comunes no son animales que puedan vivir en cautiverio, aunque si que son capaces de vivir cerca del hombre, no es recomendable intentar mantenerlas en terrarios pues el índice de supervivencia de estas es bajo.

Reproducción y cría de las Podarcis hispanicus

El periodo de actividad sexual de la lagartija hispánica se da en primavera y no será hasta el segundo año de vida de los especímenes cuando alcancen la madurez sexual estos pequeños lagartos. La hembra pone entre 1 y 5 pequeños huevos (que rondan entre 4 y 7mm de diámetro de circunferencia). Al igual que lagartijas como el dragón barbudo o el gecko Tokay los machos de lagartija común son territoriales (característica general entre los lagartos) y defienden sus áreas con la posibilidad de maximizar sus posibilidades de reproducción, pues las hembras son atraídas  por los machos dominantes que mejores terrenos cuentan para poder depositar sus huevos.

Los machos llegan a pelearse de forma violenta con tal de reclamar o defender algún territorio durante las épocas de celo, una vez se establece dueño es cuando la hembra se acercara a él. Las copulas de esta especie de lagartijas van desde los 10 minutos de duración y llegan a extenderse hasta más de 50 minutos.

Una vez la hembra pone sus huevos, esta los abandona y no será hasta 45 o 60 días después que estos eclosionaran y aparecerán las pequeñas crías de lagartija común.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.